Para embarazadas

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer se somete a una serie de cambios físicos, químicos y emocionales para responder a las demandas del bebé. Gran parte de los cambios del embarazo tienen lugar en la pelvis de la madre, que ha de adaptarse en nueve meses al bebé y al parto. Tejido óseo, muscular y ligamentoso se modifican, los tejidos blandos se elongan para dejar espacio al bebé y las estructuras óseas adaptarán su posición para permitir el parto. La quiropráctica ayudará a tu cuerpo a encontrar su equilibrio, alinear tu pelvis, eliminar las interferencias en tu sistema nervioso y optimizar tu cuerpo para prepararse al gran acontecimiento del parto.

¿Para quién más?

Nuestra misión es ayudarte a recuperar la confianza en la capacidad innata que tiene tu cuerpo para funcionar correctamente cuando se encuentra libre de interferencias.

sohoquiropracticaQuiropráctica para embarazadas