EMBARAZO & VERANO ¿ALGÚN TRUCO?

Hola de nuevo, este post es bastante especial, porque por primera vez, además de hablar desde la experiencia como Quiropráctica, os hablo desde la propia vivencia del embarazo en verano.

De ahí ha surgido la idea de esta nueva entrada. Hay varios trucos que podemos/debemos aplicar si estamos embarazadas en la época de más calor del año.

Os vamos a dejar una serie de consejos relacionados con diferentes aspectos de vuestra salud que os ayudarán a vivir el embarazo de la mejor manera posible a pesar de los altos grados de temperatura.

Recibe ajustes quiroprácticos: Para esto da igual la temperatura que haga. Sin duda alguna, ayudar a equilibrar el funcionamiento de tu sistema nervioso así como tu pelvis durante el embarazo es el mejor regalo que puedes hacerte a ti misma y a tu peque. Los ajustes quiroprácticos, ayudan a que toda la red de nervios que forman tu sistema nervioso funcionen de manera coordinada regulando todos tus órganos y sistemas.  Durante el embarazo además chequeamos el estado de los tejidos blandos que tanto cambian en torno a tu pelvis para ayudar a tu cuerpo a adaptarse a la elongación que tiene lugar en tan sólo 9 meses. Esto no sólo provoca una sensación de bienestar en ti, sino que permite a tu pequeñ@ moverse con más libertad debido a la relajación de los tejidos.

quiropractica-para-toda-la-familia-1

Hidrátate: Durante el verano, sudamos más, hace mucho más calor (si vives en Málaga esto lo estás experimentando desde Abril) pero sobre todo, la demanda de agua en tu cuerpo es mayor. Es importante mantenerte hidratada, ¡principalmente de agua! los zumos artificiales y los refrescos contienen muchísima azúcar, que no necesitáis ni tú ni tu bebé. Durante el proceso del embarazo a todos nuestros sistemas se les exige trabajar más y mejor, es por ello que necesitamos mantenernos hidratados.

Picture21

Realiza movimientos constantemente con los pies: ¿se te hinchan los pies? sobre todo al final del día ¿sientes que están enormes?, existen  algunos trucos que pueden ayudarnos con esta retención de líquido, uno de ellos como habréis escuchado es poner las piernas en alto. Al final del día, te puedes permitir pegar el culete a la pared y elevar las piernas ¡verás que alivio!, ¿quieres un extra? mueve los pies hacia arriba y hacia abajo, así conseguirás un buen movimiento de la circulación. Estos movimientos de los pies los puedes hacer constantemente no es necesaria la postura “invertida”, los puedes realizar sentada en el trabajo, o incluso antes de dormir.

prenatal-yoga-class-in-islamabad Toes fig2

(Si tienes la suerte de vivir en una ciudad con playa, caminar por la orilla del mar también ayudará a tu circulación).

Mantente activa en las horas de menos calorhace calor, y lo que menos apetece es salir a hacer ejercicio fuera, por suerte existen las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde que el sol nos da una tregua. Mantenerse activa durante el embarazo es una de las mejores decisiones que puedes tomar tanto para enfrentarte al proceso del parto, como para afrontar un cuarto trimestre cargado de cambios físicos, químicos y emocionales.  Cuanto más “en forma” estés antes del parto, mejor te recuperarás y más fácil será afrontar esos primeros momentos con tu peque.

Mantenerse activa puede incluir desde caminar una hora al día (de las 24 horas que tiene el día seguro que 1 podemos encontrar) hasta lo que sería genial, practicar yoga o pilates para embarazadas. ¿Por qué os pongo “para embarazadas”? porque muchos ejercicios que se realizan en estas clases tienen como objetivo flexibilizar nuestra pelvis y caderas con lo que van a ayudar al proceso del parto. Si llevas toda la vida haciendo yoga o pilates, tu profesor/a te indicará que ejercicios puedes/debes evitar y quizás puedes seguir a la misma intensidad que has estado trabajando anteriormente sólo que con alguna modificación. Si es la primera vez que te embarcas en el mundo del yoga o pilates, busca un grupo de embarazadas, las clases son más suaves, igualmente efectivas y además compartirás experiencias e inquietudes con otras mamás.

SITE-image-0075

Muévete en la bola: Este es quizás de mis preferidos. Hazte con un balón de pilates, es muy importante que elijas uno que se corresponda con tu altura. Para saber si es tu talla, la rodilla no puede quedar ni muy flexionada (puesto que crearía mucha tensión en el pubis; en este caso la pelota te quedaría pequeña), ni los pies pueden quedar lejos del suelo, es decir no puedes estar de puntillas, (en este caso la pelota te quedaría grande).

preg ball

Una vez que tengas la pelota de tu tamaño intenta lo siguiente:

Si trabajas sentada y en tu empresa te lo permiten, sustituye la silla por la pelota. De este modo, no tendrás bloqueada la pelvis 8 horas al día.

Si no te lo permiten o tienes otro tipo de trabajo, coloca la pelota en tu casa de manera que en lugar de sentarte en el sofá la utilices como asiento.

Son tres los movimientos principales que debes hacer en la pelota

  • MOVIMIENTOS LATERALES: es decir nos movemos de derecha a izquierda, despacito, el objetivo no es muchas repeticiones sino mucha conciencia corporal. Al realizar estos movimientos podemos notar un lado más “tirante” que otro. Esto puede deberse a la tensión en los ligamentos redondos o en otros ligamentos de la pelvis.

 

  • MOVIMIENTOS ANTERO POSTERIORES: Nos sirven para movilizar el sacro hacia delante y hacia atrás. Del mismo modo que los anteriores los haremos despacio e intentando tomar conciencia de los bloqueos que se producen a lo largo del movimiento.

 

  • SÍMBOLO DEL INFINITO  ∞ : Intenta imaginar que con los movimientos de tu pelvis, dibujas este símbolo. ¿qué estas haciendo en realidad? movilizando toda la estructura de la pelvis y sus ligamentos. ¿el objetivo? dar flexibilidad a toda esta estructura. Pensad siempre que a mayor flexibilidad, mejor el espacio para el peque tanto dentro de la barriga como en su paso al exterior.

Estos ejercicios a pesar de ser SUPER SENCILLOS, requieren de un poco de presencia, es decir, que al hacerlo seáis conscientes de lo que estáis trabajando. Poco a poco serán más intuitivos. Cuando lleguen las primeras contracciones podéis usarlos sin problema y ayudarán a relajar esos movimientos uterinos (¡todo está conectado!).

Por último rodéate de personas que apoyen tu proceso de embarazo y te den seguridad y confianza, está claro que esto no tiene nada que ver con la temperatura que haga fuera de la casa, pero tiene que ver contigo y con este momento tan especial que estás viviendo. Rodéate de esas mujeres que te empoderan, amigas o grupos en tu ciudad. Puede que sea en la preparación al parto, en el yoga para mamis, en el parque o en tu quiropráctic@ pero permítete tener miedos y explicarlos, sentirte acompañada, escuchar los consejos de otras que ya ha vivido lo mismo que tu y libérate de esa sensación de incertidumbre sobre qué pasará.

Grupos-apoyo-embarazo-Foto-Charhadascom_LRZIMA20140730_0074_11

Espero que estos consejos os sirvan a vivir un embarazo al 100%, si tienes dudas o te gustaría recibir cuidado quiropráctico en este proceso te invito a que nos conozcas, estamos en el SOHO de Málaga y todas las semanas hacemos visitas informativas gratuitas para explicarte a ti y a los tuyos qué es la quiropráctica.

Llámanos al 952·607·899 y te explicamos.

sohoquiropracticaEMBARAZO & VERANO ¿ALGÚN TRUCO?