El suelo pélvico

Este post va a tratar un tema que muchas veces comentamos en la consulta, pero que a menudo parece un tabú en la sociedad. Cada vez más famosas se han sumado al carro de trabajar el suelo pélvico principalmente con ejercicios hipopresivos, ya sea porque acaban de ser mamás o porque simplemente han descubierto los grandes beneficios que supone tener unos abdominales profundos activados así como un fondo pélvico con una tensión correcta.

El suelo pélvico lo componen las estructuras (principalmente músculos y ligamentos) de la base de la pelvis. Su función principal es proporcionar un soporte dinámico a los órganos de la cavidad pélvica, de manera que cambian su tensión en función de las condiciones a las que sometemos a nuestro cuerpo.

Pelvic_floor_-_cranial_view

A pesar de ser unas estructuras profundas y de las que no tenemos mucha información, están implicados en funciones tan importantes como la continencia, la sexualidad, la postura y el embarazo entre otras.

La disfunción o funcionamiento alterado-incorrecto de estas estructuras puede tener efectos adversos como:

  • Continencia : falta de control urinario (algo que parece haberse “normalizado” para las mujeres cuando NO ES NORMAL), falta de control anal y prolapso de órganos pélvicos.
  • Sexualidad : un suelo pélvico que no funciona correctamente afecta desde las fibras nerviosas que llegan a los órganos sexuales, pudiendo provocar dolor, hasta afectar directamente a las sensaciones de placer por una incompetencia de los órganos que las median.
  • Postura: el suelo pélvico y sobre todo su relación sinérgica (como de hermanos) con el músculo transverso abdominal, juegan un papel fundamental en nuestra postura, tanto estática (cuando estamos parados) como dinámica (cuando caminamos, hacemos ejercicio), si la relación de trabajo de estos músculos no es buena, afecta directamente nuestra postura incidiendo en gran medida en la zona lumbar.
  • Embarazo: el aumento de peso y presión de las estructuras (principalmente el bebé) durante esta etapa van a provocar que estas estructuras de fondo pélvico tengan que adaptarse de una forma totalmente distinta. Lo ideal es tener el suelo pélvico en forma antes del embarazo. Es delicado, porque el trabajo por ejemplo hipopresivo no es recomendado en el embarazo pero hay otras opciones que se pueden realizar antes, durante y por supuesto DESPUÉS del PARTO.

¿Qué queremos que percibáis con esto? Que el suelo pélvico es importante cuidarlo tanto hombres (porque los hombres también tenéis suelo pélvico) como mujeres, tanto jóvenes como mayores.

Pero, ¿por qué solo pensamos en el suelo pélvico en el embarazo? Como el parto cada vez es más intervenido, las intervenciones que se realizan a la madre (como por ejemplo la episiotomía) afectan directamente estas estructuras y por tanto escuchamos más la rehabilitación o la búsqueda de soluciones a este grupo de la población, pero ¿sabías que por ejemplo las personas que trabajan en exceso en el gimnasio abdominales básicos y no cuidan esta musculatura profunda pueden tener una falta de activación y sincronía en estas estructuras y aunque tengan unos cuadraditos muy marcados en el abdomen, tener un suelo pélvico débil? o la mujer de +40 que afirma tener alguna pérdida de orina cuando se ríe o estornuda que es “lo normal”, ¿sabes que eso por más que se empeñen en lanzar campañas publicitarias para promocionarlo NO ES NORMAL sino que es HABITUAL? Porque 1 de cada 3 mujeres tiene una disfunción del suelo pélvico y tenemos y podemos hacer algo más que pensar que es normal y comprar compresas para las pérdidas.

img_asanchezm_20180105-181246_imagenes_lv_terceros_istock-669684806_1-kcvE-U434079357563LTD-992x558@LaVanguardia-Web

Nuestra recomendacion es trabajar estas estructuras siempre. No esperar al embarazo, porque muchos ejercicios no se podrán hacer y en el post parto hay mucho más trabajo. Esta claro mejor tarde que nunca pero si puedes empezar ¡ya! Mejor.

Nosotros como quiroprácticos siempre recomendamos como base recibir ajustes que permitan que los nervios de tus lumbares y sacro lleguen correctamente a estas estructuras, PERO, si quieres hacer un trabajo especifico de suelo pélvico, solo un fisioterapeuta especializado puede valorarte y ayudarte a conseguirlo.

Y aquí nuestra SORPRESA, este mes vamos a tener una fisioterapeuta maravillosa y especializada ofreciendo un taller en nuestra consulta.

Estamos muy contentos con este taller porque es información muy importante que teneis que recibir de expertos y ¡hemos elegido a nuestra preferida!

Si este post se te ha quedado corto, si quieres más información, si sientes que es tu momento de empezar a trabajar este fondo pélvico  y dejar de tomar por NORMAL lo que es HABITUAL, si quieres descubrir como cambiarlo, llámanos y te informamos del taller.

952·607·899    ó    info@sohoquiropractica.com

 

sohoquiropracticaEl suelo pélvico